Cosas que le pasan a una madre de familia muy numerosa

26 de octubre de 2009

CAMBIO DE RUMBO

Me resulta más que difícil hacer algo de un tirón, porque con el enano pegado a los tobillos cuando me siento en el ordenador lo que hace él es enredarse en los cables y así está el PC ahora, medio moribundo. Menos mal que todavía me queda el portátil. Y así para todo, hasta para prepararle el bibe.

¡Y el tiempo se me evapora! con un millón de cosas en la cabeza y nada de tiempo para hacerlas, cuando por fin parece que me organizo para tenerlo tengo algún niño que se pone malo, 40ºC de fiebre y tres días en casa con laringitis y los planes al traste. Vamos lo normal para todas las madres del mundo, pero aquí se multiplican por 5.

Tengo vistas unas botas que seguro que el día que vaya a buscarlas ya no estará mi talla, para no variar. Me es imposible acercarme a la tienda a una hora decente! Aghghghghghg, desesperación!!! A ver si hoy puede hacerme con ellas...Ya contaré.

A estas alturas y con el calor que todavía estamos sufriendo, ¡¡que no es normal en estas fechas!! tengo los armarios hechos un desastre porque nunca sabes qué vas a necesitar en la época cebolla. Y lo que odio yo hacer este cambio de armarios...

¿Alguien más odia cambiar los armarios de temporada?