{cosas que le pasan a una madre de familia numerosa}

8 de febrero de 2010

Cumpleaños

Ayer celebré mi cumpleaños. Siempre lo hago. Es una excusa para reunirse con algunos amigos, y una ocasión espantosa para que la casa se quede hecha un asquito. Consejo: no poner palomitas en la merienda de los niños (sólo para Mencía que es celíaca, a los demás NO), que luego hay que pasar el aspirador hasta por encima de los muebles... Esta vez la jo....a capuchina tampoco ha salido, va ganando por 6 a 0. Alguna vez tendré que ganar yo, ¿no? Esta vez para merendar hubo bizcochos de naranja (sin gluten) y otro de chocolate. Tuvieron más éxito los de naranja. También sandwhiches de salmón con una rodajitas de kiwi y los típicos de toda la vida de jamon de york con queso, ¡qué sería un cumpleaños sin ellos!
Esta vez para no perderme las conversaciones, que es lo malo que tiene ser la anfitriona del evento y carecer de camarero, lo puse todo en la mesa: el termo con café suficiente para un regimiento y el hervidor de agua con el agua hirviendo y una cestita con un variado de tés e infusiones; y todo el menaje bien colocadito para evitar viajes a la cocina.
Todo debió salir muy bien y la gente debía estar muy a gusto, porque los últimos estaban yéndose a las 10 de la noche!

Ya toca descansar. Ciao!

P.D.: Me encantaron los regalitos!Gracias!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por hacer un apunte en el cuaderno!