Cosas que le pasan a una madre de familia muy numerosa

29 de abril de 2010

Cambio de estación

Por fin el calorcito hace más acto de presencia y la lluvia ha pasado a un segundo plano y eso significa que me toca hacer el cambio de ropa en los armarios. Por si alguien no lo sabe es algo que ODIO hacer. Lo que más odio de hecho. Busca las cajas del año anterior y llévalas a cada habitación, hasta ahí bien pero luego ahí se quedan dando tumbos de la cama al suelo, luego encima de la mesa, y mientras tanto voy sacando lo que necesito. Y en el armario se junta todo invierno y verano, faltan perchas, falta armario, no hay hueco en los cajones donde te puedes encontrar tranquilamente un jersey de lana al lado de una camiseta de tirantes. Lo alargo en el tiempo con tal de no sacar del armario, meter en una caja y al revés. Pero si digo que esa operación la tenía que hacer con la ropa de 4 niñas, supongo que alguien me entenderá, ¿no? Me vale con que os compadezcáis de mí, un poco de compasión no me ayuda pero me reconforta. Qué excusa más tonta.

A las dos mayores les diseñé un armario para cada una, dividido en dos cuerpos para verano e invierno, que ahora mejor no miro porque me asusto. La adolescencia de mis hijas es horrorosa. Os lo digo yo. Pero a ellas ya no les hago el cambio de temporada. ¡Yupi! Ellas tampoco lo hacen pero, mira, me da igual. Sólo se lo hago a las pequeñas, que también son 2, pero a estas hay que rescatarles toda la ropa de sus hermanas mayores, andar probándoles, esto me gusta, esto no me gusta, cómo pude comprar esto. De paso hago limpieza. Y lo mismo con la ropa de invierno que voy a guardar, esto lo guardo, esto no. Así que esta operación a mí me resulta eterna y cansadísima.




Este lado del armario es de Sofía. El de Marga
es igual pero al revés. Lo hicimos como pared de separación de las dos habitaciones.

El pequeñajo de la casa como es el único chico lo estrena todo cada temporada, el muy majete. Una pasta en ropa, pero mira un cambio de armario menos. Y ahora ha empezado el cole ¡y lleva uniforme! Soy una defensora a ultranza de los uniformes en los coles, la de cabreos y quebraderos de cabeza que te ahorras.

Mi armario, uff, mi armario. Ahora no tengo. Hicimos obras y eliminé los que tenía, para hacer un mini vestidor en otro lugar de la habitación. Terminaron la obra hace casi 6 meses, pero el carpintero todavía no ha termiando el vestidor. También es verdad que yo he cambiado el diseño del armario como 1500 veces y al pobre lo llevaba loco. Así que ahora lo tengo TODO, lo mío y lo de mi maridín, colgado en burros y en dos cajoneras viejas que hacen equilibrios una encima de otra. Estoy deseando que llegue el día (ayer hablé con el carpintero y parece que la cosa estará el mes que viene) que pueda verlo todo colocadito. En lo único en que hago cambio de estación es el los zapatos y en los bolsos. Cuando tenga el armario montado tendré que plantearme seriamente si elimino ropa y si me desharé de unos pantalones de pana marrón chocolate que tienen 16 años y que eran mi medida. El día que vuelva a entrar en ellos no me lo creeré.


¿Te gusta hacer el cambio de temporada? ¿qué tarea de casa es la que menos te gusta?

Ciao!

24 de abril de 2010

La estación del Norte

Ayer fui a recoger a mi hija Sofía a la estación del Norte. Volvía del viaje de fin de curso del cole. Han estado 5 días fuera, en La Coruña y ha vuelto sin voz y cansadísima, lo normal en estos casos. Mientras esperábamos que llegara su tren me he parado a observarlo todo. Hacía tiempo que no iba a la estación y la verdad es que cuando vas para irte no te paras a ver nada sino los paneles que indican el andén de salida de tu tren. El edificio es una preciosidad modernista con una entrada espectacular repleta de azulejos preciosos (info wikipedia). Pero lo que a mí me gusta es observar a la gente que pulula por ahí. Gente que se va y me gustaría saber dónde y porqué. Gente que llega, alegres, sonrientes, algunos dando botes de alegría, otros tristes, con los ojos llorosos y la emoción a flor de piel no pueden evitar derrumbarse con el abrazo de esos padres que han ido a buscarla a la estación. ¿Qué motivos tendrá para sentirse así?

Cuando voy paseando por la calle no puedo evitar intentar imaginarme como será la vida de la gente que me cruzo. A qué se dedican, si tienen hijos, si son felices con su vida. No sé si sólo me pasa a mí o es más común de lo que creo. Estoy como un cencerro?¿Empiezo a buscar ayuda?

Ciao!

21 de abril de 2010

¡Ya están aquí!

En realidad estarán desde ayer pero no pude pasar por el quiosco a por ellas, así que me voy volando a recoger todas las revistas de moda que me gustan. De toda la vida en casa sólo entraba TELVA, y sólo de vez en cuando. Luego ya empecé a comprarlas yo y caía alguna diferente. Ahora llego al quiosco y arraso: VOGUE, TELVA, INSTYLE y Harper's Bazaar que ha sido la última incorporación. Me gusta más que Vanity Fair.

Y no voy a hablar hoy de las revistas de decoración, porque entonces no me da el post.

¡Os dejo que me voy al quiosco! ¿Qué revista te gusta más a tí? ¿Alguna recomendación?

Ciao!

P.D.: tengo que aprender a manejar las imágenes en el blog, porque ahora quedaría estupendo que pusiera yo las portadas de las revistas pero ni idea de cómo hacerlo...

19 de abril de 2010

Y ahora somos uno más



Estamos locos, lo admito. Se empeñaron en que la querían, nos la regalaban. Las niñas establecieron las normas (¿las cumple alguien?eeeooo) y aquí está ella: NALA



¿A qué es guapa? Ya sabemos a quién le va a tocar educarla y todo lo demás, ¿verdad? ¡Pero me encanta! Es super cariñosa. Y sí, yo soy perruna.

Ciao!

12 de abril de 2010

ANIVERSARIO

Hoy hace 13 años...



Esta foto es la única que me gusta. Me la hizo mi padre justo antes de salir de casa. Las del fotógrafo fueron un desastre porque están casi todas desenfocadas o con un fondo espantoso o descuadradas. Y fotos de los amigos no hay porque entonces no existían las cámaras digitales.

10 de abril de 2010

Fin de vacaciones

Estoy agotada, yo diría que más bien fundida como el queso de una founde. Aquí los niños están disfrutando de 12 días de vacaciones como unos señores, y yo ya no doy más de mí misma. ¡¡Pero si el mes pasado tuvieron una semana entera de vacaciones por las fallas!! se les va a olvidar lo que es ir al colegio y a mí lo que es ser persona, bueno, eso hace mucho que dejé de serlo. Ahora soy un ser llamado mamá x5. Lo dicen hasta por puro vicio, de carrerilla, y cuando contestas no saben ya ni lo que querían y a mí me pone eso enferma. Estoy deseando que llegue el martes porque encima ¡el lunes también es festivo!. Volverán al cole y el enano empieza la guardería. Sólo van a ser 3 horas pero ya me están sabiendo a gloria... tanto que no sé que voy a hacer!! Se admiten sugerencias.

Ciao!