Cosas que le pasan a una madre de familia muy numerosa

28 de julio de 2010

Cerrado por vacaciones

Se acabó lo que se daba, lo tengo ya casi todo listo (por lo menos mentalmente, que ya es algo) para cambiar de aires y lanzarme otra vez a la aventura de vacaciones-agotadoras con hijos. Nos vamos a Londres con 3 de los 5. Luego tendremos que desconectar de verdad de la buena y recuperarnos de esto...

Mientras tanto esto se acaba hasta nuevo aviso. Pero pronto volveré, deseando que se vaya el calor y que empiece la rutina.

Felices y reparadores vacaciones.

Ciao!

16 de julio de 2010

Recetas veraniegas

Hace un calor espantoso y hay que alimentar a la tropa, que ya no come en el cole. Con tanto niño en casa y este calor lo que menos me apetece es pasarme un rato laaaargo en la cocina cociéndome yo, así que muchos días opto por ensaladas muy completas que funcionan como plato único. Aquí va una de las mías:

ENSALADA DE PASTA

Ingredientes:

- Pasta de colores, tipo espirales o margaritas.
- Espárragos blancos.
- Una lata de maíz (grande o pequeña dependiendo de los que seáis)
- Queso (yo pongo de Mahón o Gouda Old Amsterdam)
- Jamón de York en daditos
- Una lata de melocotón en almíbar
- Mayonesa

Cocer la pasta en agua con sal. Mientras se cuece, trocear los esparrágos, el queso y las mitades de melocotón en almíbar. Añadir el maíz y los daditos de jamón de york. La cantidad de queso como de jamón y los melocotones al gusto del consumidor. En un recipiente poner mayonesa y mezclarla con un poco del almíbar de los melocotones, para hacerla un poco más líquida. Mezclarlo todos estos ingredientes.
Una vez que la pasta esté cocida, escurrirla y enfriarla debajo del grifo y después añadirle los ingredientes de antes, y voilà! una estupenda ensalada de verano!!

Ale y no puedo poner foto porque se la han comido ya!!!

Ciao! y buen fin de semana.

6 de julio de 2010

LA PLAYA



Cada año que pasa me reafirmo en esto de que yo soy de sequía, y a mí el agua me gusta racionadita y sólo en caso de necesidad, así que lo de estar a remojo todo el día no lo concibo y lo de ir a la playa ya ni hablemos.
Bueno, sí vamos a hablar de ello. No me gusta la playa. Punto. No soporto la arena, la sal, el solazo que mi piel no aguanta y me tengo que embadurnar de crema y acto seguido llega el niño de turno y te tira un montón de arena encima "sin querer" y tú te quedas rebozadita como una croqueta (lo odioooo, lo odioooo) y en ese momento juro que quiero asesinar a ese niño aunque sea mío. Y cuando estás hasta el moño de playa, de niños, propios y ajenos, se te planta al lado (por dios, con la de playa que hay!!!!) la familia Picapiedra!! dando bocinazos para llamarse unos a otros, jugando al fútbol (que no falte la pelotita que acabará encima de mí, of course), las palas, los cubitos de arena del niño que luego sólo querrá jugar con los juguetes de los míos...me agobio sólo de pensar en estas escenas.

Y luego está la parte de la logísitica...por que cuando nosotros vamos a la playa es casi como hacer una mudanza, y a la vuelta tienes que limpiar de arena y sal todo lo que se les ha ocurrido a los niños que era imprescindible para ir a la playa.
Y ya en casa cuando crees que tooodo está limpio, recogido, las toallas en la lavadora, los cubos de playa lavaditos y los niños duchaditos, cenados y ya durmiendo, enfilas para irte a la cama y entonces te das cuenta cuando pisas el suelo, que hace ñikñik, y yo me quiero morir!!!

Me hice como una especie de psicoanálisis para averiguar porqué le tengo tanta tirria a la playa si yo de pequeña (y no tan pequeña) he chupado horas y días y semanas de playa veraniega, y entonces me acordé de la maravillosa playa a la que íbamos con mis primos en Palma, esa en la que nada más salir había una ducha de agua dulce esperándote para quitarte la sal y la arena, y luego te ibas a la sombrita de los pinos, y ahi no había arena... ahora sé que volvería a la playa, pero sólo si es esa!!

¿Qué os gusta más, la playa o la montaña?

Ciao!