{cosas que le pasan a una madre de familia numerosa}

10 de enero de 2011

¡Feliz y nuevo año!



Sé que no tengo perdón, porque llevo una columpiada de días que si me descuido os felicito el año a mediados de abril. Así que vamos a empezar bien: ¡Feliz Año nuevo! Espero que hayáis disfrutado tanto la salida como la entrada del año y que los Reyes Magos hayan sido buenos con vosotros y os hayan dejado montañas de cosas útiles, prácticas y bonitas.

A petición popular twittera os voy a contar cómo es esto de viajar con tanto niño, que yo me paso las vacaciones yendo de un lado a otro y con la mala costumbre de hacerlo casi siempre sin el marido, con lo que sólo están mis 2 manitas y una santa paciencia que no sé de dónde saco. Evidentemente ha sido un entrenamiento de fondo, y eso es una ventaja, porque con los años y la experiencia aprendes a eliminar el sobrante y llevas lo que realmente necesita un niño cuando vas a viajar con él. Y eso es muy subjetivo. Yo soy a la pata la llana y viajo con lo mínimo.





Viajar en coche tiene sus ventajas pero también sus inconvenientes. La ventaja principal es que no tienes que adaptarte a un horario fijo ni se te va a escapar la gasolinera si sales 1 hora más tarde de lo que pensabas, así que puedes tomártelo con un poco más de "tranquilidad".
La desventaja, para compensar, es que como tienes tiempo repasas mentalmente todo lo que te tienes que llevar para no dejarte nada (y las listas que hago también) y luego pasa que ¡cargas el coche que parece que vayas a hacer una mudanza! ¡Pero si sólo vamos para 5 días y hay lavadora en casa de mis padres! Pero nada, no hay manera, en el coche van los deberes, las maletas llenitas, los peluches, y las pelis de DVD, y no nos llevamos a la perra (que se queda en un centro canino) porque mi madre se niega a tenernos a todos en su casa con perra incluida, y hace bien. Y ala, ¡en marcha! Dos horas y cuarto de camino que se hacen muy llevaderos gracias al bendito DVD que pusimos en el coche cuando lo compramos hace 5 años. No he hecho mejor inversión en mi vida. La pelea para elegir la peli no te la vas a saltar pero luego no les oyes en todo el trayecto la fracesita de marras, esos "¡mamá!, ¿falta mucho?, ¿cuánto falta?¿cuándo llegamos?" ya pasaron a la historia.




Cuando llegas y descargas el coche, el pobre descansa y la frase de mi madre es impepinable: "¡venís cargados como burros!". El problema es que allí encima cargo con compra de IKEA, así que no os cuento cómo nos metemos luego en el coche, porque es sencillamente un milagro.


Viajar en avión es otra cosa. Eso no tiene nombre ni precio. La condición de familia de piloto en épocas vacacionales es más una desventaja que otra cosa. Vale que viajamos con un tipo de billete más económico (que no gratis) pero estamos sujetos a espacio, es decir, si hay sitio en el avión subes y si no lo hay te quedas en tierra. ¿Te imaginas lo que es llegar al aeropuerto con los niños, las maletas, el cochecito y que te digan que no te subes al avión? Un verano estuve 4 días para salir de Mallorca, casi me da algo.


A lo que iba. Preparar maletas para ir en avión es un coñazo en grado sumo. Antes cuando no existían esas absurdas normas sobre los líquidos no facturaba y con los trolley no había problema, pero desde que están hay que pensar qué metes sobre todo en el neceser, y para mí se traduce en mil preguntas que me hacen las niñas para saber qué podían y qué no podían poner en la maleta. Ahora con los que somos ya paso de llevar el equipaje hasta el avión y lo facturo todo. Si no llega pues ya llegará.


Pasar el filtro de seguridad de un aeropuerto es la antítesis de la dignidad humana. Del glamour vamos a pasar esta vez por razones obvias. Como intentas reducir el equipaje a la mínima expresión, te calzas las botas (y las niñas también, ¡eh!) para que no ocupen todo ese espacio en la maleta, pero cuando llegas al filtro... Bueno, primero enseña tarjetas de embarque, somos 6, y hasta que no comprobamos que el segurata sabe contarnos no pasamos. Empieza el despelote. Botas, abrigos, bolsos, la bolsa del peque, las mochilas con los deberes (de los estuches ya hemos quitado las tijeras en casa) y se acabó, porque ya me encargo yo de no llevar chatarra encima. Mis cinturones suelen llevar de metal sólo la hebilla y a no ser que se pongan borricos, yo lo tapo y no lo me lo quito. Esta última vez me dijeron que me quitara el collar que llevaba, mi contestación fue que no me lo iba a quitar porque era de plata y no había pitado. Se acabó el intento. Ahora toca recomposición y recuento de niños y de bultos.



La mía es parecida pero fucsia y naranja...que no se ve

Voy a contaros una vez que viajaba con el peque cuando tenía 3 meses, el resto 3, 7, 11 y 12. Iba sola a pasar por el filtro porque J pasa por otro lado. No llevaba el carrito para evitar el follón de desmontarlo y montarlo en el filtro, porque además el "huevo" no cabía, así que llevaba al niño en una bolsa bandolera. Pasaron las niñas y después pasé yo con el peque. Y de repente me dice la de seguridad: "Señora (eso duele) tiene que quitarse el bolso" y la "señora" le contestó que el bolso era mi hijo y que no me iba a quitar la bandolera porque no me daba la gana, que luego volver a poner el niño era una gaita. Como cuando me pongo me pongo, aquella ni chistó, sólo me pidió permiso para registrar por encima la bolsa, pero yo crucé con el peque colgado. Eso sí, no dejo de decir ¡lo guapo que era!



Los shows de la sala de espera para embarcar y las historias en el avión las dejo para otro día, porque tengo unas cuantas.

Para terminar os diré que al gordo en Palma los reyes le pusieron una moto...y había que traerla!
Lo dejo a vuestra imaginación!


¿Cómo os planteáis el viajar con niños?¿o ni te lo planteas? ¡Cuéntame que yo también quiero saber!

Beso y ciao!

9 comentarios:

  1. Pilar es que lo mio no es comparable... es sólo uno y un bendito, en coche o avión siempre se nos ha portado genial... ya te contaré qué tal con la niña....
    Mil bss...

    ResponderEliminar
  2. Qué bueno tus viajes en avión!! Paciencia tienes que tener toda la del mundo, pero no sólo con tus hijos, que el personal del aeropuerto se las trae!!! En mi caso sólo es una niña, con lo que mucho problema no tengo....

    Feliz año nuevo igualmente para ti y un beso!!

    ResponderEliminar
  3. Desde luego que tienes que tener paciencia. Yo, con el tiempo, procuro viajar con ellos lo menos posible y hacer escapaditas de pareja. Si, ya sé que suena mal pero es muy terapéutico :) Eso si, cuando no queda más remedio, coches (porque tenemos que ir en dos, y eso que el mio es una "van") hasta los topes, DVD por supuesto, y mucha paciencia! Estarás encantada de volver a la rutina y sobretodo de que empiecen los coles ¿no? Yo si :) Besos

    ResponderEliminar
  4. mpalabradehonor.blogspot.com11 de enero de 2011, 20:35

    Me ha encantado! al leerlo no podía evitar imaginarme las situaciones y esbozar una sonrisa.
    Yo la verdad desde que tengo enanos viajo muy poco/nada, solo a 60 Km a veranear a la playa. Ni me planteo otras experiencias y eso q son sólo dos. Soy una cobarde :)
    Feliz año y enhorabuena por tu forma de escribir y por tu blog.
    Maria

    ResponderEliminar
  5. Madre mía!!!!!!
    Una superwoman definitivamente!
    Y encima yo pensaba que de los 5 había gemelas, pero no, ya veo q no
    Jajaja

    ResponderEliminar
  6. Eres la bomba reina!!!!! jajajajajjajaja! de evrdad lo que me he podido reir, peroe s que te estaba viendo!!!

    De verdad que tienes un mérito increíble, por manejar tu sola a 5 niños y encima viajar! Eres un crack!

    También me has recordado mucho a mi madre, ya que nosotros hemos sido 4 y lo del coche era de traca! Y no había DVD ni nada! Y todos los fines de semana veníamos para el pueblo, todos! Asiq ue imagínate! jajajaj!

    Mil besos y felicidades! Porque superwoman al lado tuya, una flautista!

    jajajaja!

    muaks

    ResponderEliminar
  7. Qué odisea! Al volver de la luna de miel nos encontramos con una familia que tenía dos niñas de 6 y 4 y dos mellizos de 1 y medio..., así qu me imagino...
    Eres una super woman!!! ;)

    ResponderEliminar
  8. madre mía Pili, me he atabalado en un momento. eres mi heroina y te lo repetiré hasta la saciedad. santa paciencia!! si yo, que suelo viajar sola, ya me ponen de los nervios los controles, imaginate si tuviera que estar por 5 personas más, mare meua!!

    y mira q me gustaría tener una família numerosa... pero para empezar, ya voy tarde

    Besos!!

    I♥NY

    ResponderEliminar
  9. Solo es una opinión pero me parece que lo que cuentas es con la intención de ponerte como ejemplo de algo, sin animo de ofender, hay mucha gente con tantos hijos y mas que tu que no pueden hacer todo esto que tu cuentas y que con dar de comer a su prole tienen mas que suficiente. No lo tomes como una critica hacia ti, no lo es, solo te pido que ya que estas en ello te acuerdes de la gente que no lo tiene tan fácil y los nombres de vez en cuando.

    ResponderEliminar

¡Gracias por hacer un apunte en el cuaderno!