Cosas que le pasan a una madre de familia muy numerosa

31 de agosto de 2011

Vicios confesables


Todos tenemos algún “vicio sano” y uno de los míos es lo muchísimo que me gustan las papelerías, los bolígrafos, los lápices de colores, pero si de pequeña ya coleccionaba gomas de borrar!! Cada vez que entro en una me vuelvo loca, y tengo que salir de allí aunque sea con un boli, y sí me voy de allí contenta como si fuera una niña pequeña!
Ahora empieza la vuelta al cole y os podéis imaginar como van mis ojos! Menos mal que en el cole de mis hijos no hay que comprar libros, porque sino iba yo a arruinarme pero comprando cosas para mí! Pues hace poco descubrí en Valencia una papelería de esas que te hacen echar el freno cuando pasas por el escaparate. Se llama Campo Marzio, entré y quise quedarme allí ¡tooooodo el día! Porque es que es todo para llevárselo a casa. Tienen material de escritorio, papelería, carpetas, bolígrafos, plumas de varios tamaños y con recargas de diferentes colores (¡¡Una perdición enorme!!), sellos para lacrar, en fin un montón de cosas. Y todo con unos colores llamativos y muy alegres.
Esta es la tienda de Valencia, está en la calle Sorní, 3. ¿A que apetece todo?
shop-valencia-big
Yo ya he picado, es obvio, tengo una pluma negra con topitos en blanco que me encanta. Y para ponerla (la pluma y unas cuantas cosas más) la última adquisición fue esta, ¡la bolsa es bastante llamativa!
IMG_7559
Y dentro estaba mi paquetito. Que no era para regalo, es que ¡todo lo envuelven así!
IMG_7560
Y dentro de la caja, estaba mi nueva bandeja para bolis para mi escritorio. Lo hay en más colores, pero este es precioso.
IMG_7561
En la web de Campo Marzio podéis ver todo el catálogo de cosas que tienen y las tiendas que tienen por España. A mí me tienen ganada. ¡Y para regalos es estupendo porque está fenomenal de precio!
Ciao!

13 de agosto de 2011

Libros veraniegos

¡Hola a tod@s!  
Como el verano lo asociamos no sé porqué a la idea de tener más tiempo para hacer lo que nos gusta, yo por ejemplo hago acopio de libros. Me he comprado dos (y os aseguro que la lista de espera que tengo en casa es enorme) pero luego pasa que voy pillada de tiempo y aún voy a medias de uno de ellos. El año pasado devoré Los ojos amarillos de los cocodrilos pero estaba en Formentera y no tenía otra cosa que hacer, vamos que durante esos 3 días la máxima preocupación del día era elegir qué quería comer… Pero el libro me gustó y este año me he comprado la segunda parte El vals lento de las tortugas, ambos de Katherine Pancol. Aún voy por menos de la mitad, pero no debe estar mal porque mi hija “comelibros” lo ha leído ya de un tirón.  También he comprado Si tu me dices ven lo dejo todo…pero dime ven, de Albert Espinosa, me llamó la atención el título , leí la primera página y como soy de impulsos para estas cosas me lo llevé a casa. Mi hija “comelibros” también lo ha leído ya, lo devoró en un pis pás, es una ruina en libros. Tiene a quien parecerse.
Pero la recomendación que os quería hacer es este: 84, Charing Cross Road, de Helenne Hanff.

84 Charing Cross road 
Es muy ameno, es corto y delicioso para los que como yo son amantes de las librerías. Como curiosidad os diré que se publicó por primera vez en 1970 y que se hizo hasta una película. Y la autora aunque era de Filadelfia, vivió y murió en Nueva York y en el edificio de apartamentos donde vivió tiene una placa donde se indica que ahí vivió Helene y que fue la autora de este libro. El edificio se llama “Charing Cross House” en su honor y está en el 305 E. de la calle 72.
Y aunque estuve en NY hace 3 veranos, esta anécdota no la sabía y no fui a ver el edificio, igual pasé por delante sin saberlo quién sabe,  pero cuando estuve en Londres hace unos años, sí que pasé por el 84 de Charing Cross Road…
Beso y ciao!