Cosas que le pasan a una madre de familia muy numerosa

27 de marzo de 2012

¡A París!

No, no es que me vaya yo que ya quisiera tomarme unas vacaciones! El otro día desde la editorial Espasa me mandaron un libro donde toda la historia transcurre en Francia. Me encantaría deciros algo más sobre la historia, pero mi hija me lo birló en cuanto lo vió encima de mi mesa y lo está leyendo ella. Últimamente tiene la “mala” costumbre de leer los libros antes que yo y me toca hacer cola. 
El libro se llama “La sonrisa de las mujeres”, de Nicolas Barreau, y con Espasa tienes la oportunidad de ganar un viaje a París participando en el sorteo que tienen en la página de Facebook, donde puedes acceder directamente desde aquí. ¡¡El plazo termina el día 30 de Marzo!! ¡¡Dáos prisa! 

la-sonrisa-de-las-mujeres-9788467037135

¡A ver si alguna tiene suerte y luego me cuenta el viaje parisino! También podéis animaros a comprar el libro o si lo tenéis ya me contáis qué os ha parecido, que yo de momento sigo esperando a que me toque mi turno de lectura.

Ciao!

23 de marzo de 2012

Nuestro regalo del día del padre

 

En cuestión de fechas voy un poco a mi ritmo, pero qué le voy a hacer, no doy más de mí. Además para hacer esto necesitábamos tiempo y el fin de semana pasado era el perfecto. Veréis, resulta que hace unos días Lucía me “picó” con una de sus ideas aquí, y como teníamos el fin de semana por delante en el que hay que entretener a los peques con mil cosas con 3 días de fiestuqui, sin poder coger el coche e ir a la ciudad (o a cualquier sitio) por que estaba todo tomada por las fallas, los petardos y los turistas, que encima esta última semana he tenido a una alemana de intercambio en casa, y que el marío estaba fuera… pues se me ocurrió aplicar la idea de Lucía en un 3 en 1: tener a los niños ocupados un par de ratos, hacer el regalo del padre y enseñarle a Lucía (y todos) lo que hicimos sin salir de casa. 

Compré 6 cartulinas blancas, y les conté a los niños que cada uno tenía que pintar una letra de la palabra PADRE para el regalo de papá como quisiera y con lo que quisiera, y nos pusimos manos a la obra. Baberos, pinturas, mesa de la cocina… y paciencia. Lo de la paciencia es por mí, que soy una especie de Mónica Geller para estas cosas de la higiene personal, y no soporto que los niños se pringuen. No me preguntéis por qué, mi madre siempre me ha dicho que de pequeña yo jugaba con barro, con todas las pinturas, plasti no que la odio con ganas, pero que siempre, siempre volvía limpísima a casa. Por lo visto soy la pulcritud con piernas y me pongo mala cuando veo a mis hijos llegar a casa (sobre todo al peque) y llevan arena hasta dentro de las orejas. Más o menos lo llevo como puedo, pero tengo que decir que alguna vez han ido directos a la ducha, casi con ropa y todo.

¡¡Que me voy por los cerros de Úbeda!! Pues eso, que nos sentamos a pintar, unos mejor que otros, claro está. Con los dedos o a lo bruto como el enano con su D, o megacurrado con el dragón de Mulán enganchado a la E:

_MG_9091  _MG_9092

_MG_9093  _MG_9094

 

Y el resultado final fue una sesión fotográfica en el jardín con nuestros carteles, haciendo un poco el ganso. Hice más claro, y después monté un powerpoint con las fotos y lo puse en el escritorio del ordenador del padre de las criaturas justo en el centro de toda la pantalla, de modo que cuando se sentó en el ordenador fue lo primero que vió.

 

_MG_9098  _MG_9104 

 

_MG_9105   _MG_9109

 

¡¡Mil gracias Lucía por tus ideas!!

Ciao!

20 de marzo de 2012

Ese lado oscuro


El otro día os contaba aquí mis disertaciones sobre la ropa de los pitos, esa que escasea y mucho en las tiendas de ropa infantil. Ahora voy a pasar a otro lado, al lado oscuro de la PRE-ADOLESCENCIA. Advierto desde ya que cuando hablo de niños y niñas en este blog se habla en masculino aunque incluya a las féminas, más que nada por economía lingüística.
A ver si soy capaz de explicar lo que quiero decir. Las tallas más allá de la 12, en algunos casos llega a la 14 y date con un canto en los dientes, y por lo visto nuestros hijos parece ser que dejan de vestir a partir de esa edad. Aunque también depende del tamaño de los niños. Los míos pues son altos, y a los 10 años las mayores ya utilizaban la 12-13 de Zara. Si calculamos la progresión pues al año siguiente me quedé sin talla con la que poder vestirlas en esas secciones de niñas y ya me tocó pasar a la XS de la sección de adultos, pero ahí está el gran problema porque ésta no es un tipo de ropa que se haga para ellos. No está pensada para sus cuerpos a medio formarse y ni mucho menos es el tipo de ropa que algunos padres consideramos más adecuada para nuestros hijos a esas edades, sobre todo si son niñas, que es lo que me toca más de cerca.


Material Girl3
    Material Girl2

Las imágenes son de la colección que diseñan Madonna y su hija.

Y tampoco es que yo quiera vestir a mis hijos con vestiditos de nido de abeja y bombachos, pero un término medio y mesura estaría muy bien, digo yo.

Y otro día os cuento mis avatares para apañárselas con las pre-adolescentes a la hora de vestir formales, ahora que están al caer las primeras comuniones y la temporada de bodas. 


Ciao!

9 de marzo de 2012

Cuaderno de potingues VI

 

Tengo que confesar que soy de las personas más vagas que conozco para desmaquillarme por la noche, me da una pereza tremenda, y eso que no me maquillo con maquillaje, polvos, y demás porque no me gusta taparme las pecas, cuando me da por pintarme sólo me pongo un poco de colorete, máscara de pestañas y en el coche me pinto los labios (esto es un clásico ya, de hecho las barras de labios las llevo en el bolso) y punto.

El caso es que siempre voy buscando el producto milagro que me resuelva la papeleta del momento desmaquillarme cuánto más rápido mejor. Pues un día en mercadooona, mercadona, en esa sección que tiene tesoritos para nosotras encontré de casualidad (porque no iba buscando nada en concreto solo cotilleaba) con un Agua Limpiadora Micelar, y me la llevé para probar. Es esta:

 

_MG_9040

 

Medio bote después estoy encantada con el descubrimiento. Vale para ojos y rostro, aunque yo para los ojos sigo utilizando aceite de almendras luego repaso con el algodón bien empapadito de agua micelar. Deja la piel fresquita, nada tirante y eso que yo soy de piel seca. No recuerdo el precio, pero vamos es de mercadona así que caro no es precisamente.

¡Aprovechad el fin de semana para hacer una sesión de belleza si podéis!

Ciao

7 de marzo de 2012

Una cena rápida

Pensar en los menús es una de las peores cosas que hay en la intendencia de una casa. Pensar qué se hace de comer, que guste a todos, que sea variado, que no sea muy pesado de hacer, que, que, “ques” infinitos, ¡es un tostonazo!
La mayoría de las veces acabamos recurriendo a lo mismo, sobre todo si nos evitamos peleas para que se lo coman todo todos, y llega un punto en que cocinar resulta aburrido. A mi madre le pasaba con nosotros, a mí me pasa, a las amigas con las que hablo también les pasa, imagino que al resto del mundo también. Y esto mata cualquier alarde de creatividad culinaria que nos queramos marcar. Ya sabemos que planificarse los menús es lo ideal de la muerte, pero yo lo odio.
Para las cenas pasa tres cuartas partes de lo mismo, y yo además voy siempre escasa de tiempo para prepararlas y en ocasiones las tengo que hacer en 3 turnos. La muerte a pellizcos!!!
Pues aquí va una cena rápida, rapidísima, nutritiva, que encima a mis hijos les encanta, y a para días es los que se hace tarde o los peques están cansados va fenomenal. A mí cuando era pequeña también me gustaba muchísimo. Porque esta es de esas recetas heredadas de mi madre, y supongo que ella las heredó de la suya. Os la pongo aquí para que solucionéis la papeleta de una cena en un plis plas. Y espero que guste!!
Ingredientes:
- 1 brick de caldo de carne de Gallina Blanca (es que más nos gusta en casa, y además ahora es sin gluten!!!! Viva!!!) (o caldo casero si lo tienes hecho, pero vamos esta receta es para no cocinar)
- Pasta para sopa: fideos, maravilla, letras, piñones, la que sea.
- 1 huevo por comensal.
Hay que hacer la sopa como siempre, y mientras se hace ésta cascar en cada plato hondo un huevo. Cuando la pasta de la sopa ya esté hecha y sin dejar que se enfríe, vamos en pleno “chupchup”, añadirla al plato con el huevo y removerlo para que se deshaga y para que con el calor de la sopa se cuaje el huevo. Y ya está. Como mucho se puede meter en el microondas si no se ha cuajado el huevo bien, pero con el calor de la sopa hirviendo es suficiente. El aspecto que tiene luego es este, no parece muy apetecible, pero está buenísima!!!

la foto

¡¡Ya me contaréis!! Y si tenéis recetillas fáciles y rápidas como esta que solucionen la papeleta, compartid!!!

¡La foto es de la cena de anoche! estoy en la cuchara, jajajaja!! :))

5 de marzo de 2012

Familias numerosas.


Este año se quedan en el tintero los post de los Goya y los Oscar, lo siento (aunque me quedo con Gwyneth!!). Además iba a publicar este post más adelante (porque así me lo había puesto yo en mi calendario de post, no por otra cosa), pero me ha parecido un buen momento ahora después del post anterior sobre la ropa infantil y los descuentos de las tiendas de algunos comentarios. 
Para las familias numerosas existen asociaciones en cada provincia que pertenecen a una federación. En Valencia por ejemplo es AVAFAM. Al hacerte socio pagas una cuota al año (y no recuerdo de cuánto era, menuda ayuda!) y te envían una tarjeta como esta, de la Federación nacional con la que puedes ir a los establecimientos asociados y que muestran un distintivo como la tarjeta, y que nos hacen descuentos bastante interesantes.

tarjetaFN

Hablando de tiendas infantiles por ejemplo, Gocco ofrece un descuento del 15% todo el año igual que Neck&Neck, y también una marca que me gusta mucho y que he descubierto hace poco que se llama MI PEQUEÑO LUCAS, que también ofrece un 15% y además abren tienda online en breve, ¡¡bien!!Creo recordar que también Spantajáparos hace descuento, pero no sé si es un 10 o un 15.


Más ejemplos. Cerca de casa hay una librería, que su dueña también es madre de familia numerosa, y aplica un 10% a las familias numerosas. ¡Estoy encantada! Se llama Librería Ñ, en la calle Balmes de Burjassot, es pequeña pero tienen libros infantiles y también para nosotros, y si quieres algún libro que no está te lo traen.
La Federación Española de Familias Numerosas publica todos los años una guía de ventajas que también puedes descargarte pinchando AQUÍ y consultar todas las ventajas de las diferentes empresas adheridas que además se va actualizando a lo largo del año. Y pinchando AQUÍ puedes ver la asociación correspondiente a tu provincia.

Guia_ventajas_3_01

La verdad es que cualquier ayuda de este tipo es más que bienvenida, por poco que sea, porque comparados con otros países cercanos (cruzando los Pirineos sin irme muy lejos) las ayudas a las familias son un mundo que en este nuestro país aún está por descubrir. A veces pienso en emigrar a un país nórdico, que igual nos ponían la alfombra roja nada más aterrizar. Pero bueno, aquí estamos, y tendremos que aprovechar lo poco que se nos ofrece.
Y ahora si conoces de algún sitio más que haga descuentos a las familias numerosas, hazlo en los comentarios, por favor. ¡Gracias!
Ciao

P.D.: McDonald’s nos hace un 10%!!! ;)
P.D.: Gracias María por recordarme este post!

Las fotos son de la web de la Federación de Familias Numerosas.

3 de marzo de 2012

Ropa infantil: ese mundo.

 

La ropa de los niños es un mundo aparte de todo. Como madre de 4 niñas y un niño estoy viviendo ahora una especie de tortura china, porque hasta ahora entraba en cualquier tienda del sector infantil o con sección infantil y los rinconcitos de niña abundan que da gusto, mil vestidos ideales, chaquetitas, blusitas, pantalones cortos, largos, bombachos, etc.pero ¡ay amiga, ahora tengo que vestir a un niño! y entras en esas mismas tiendas, y los ojos se te van irremediablemente a la sección de niñas que es la que se come todo el espacio de la tienda, mientras que el rincón de los niños es la mínima expresión y encima está como escondido. Y hay cuatro cosas, y encima son horripendas. Sota, caballo y rey y punto pelota.

Hoy destriparé los pantalones de niñO y ya aviso de que parto de la base de que yo soy más bien clásica vistiendo a mis hijos aunque creo que me he quedado corta en el tiempo de aplicación. A ver si me explico, el niño tiene 3 años y ya no va con bombachos, ya quisiera yo, ahora destroza vaqueros.

Vestir a los “pitos” (palabro de Lucía baballa que me encanta) es un tremendo dolor de cabeza. De bebés no hay problema, al menos para mí, porque iban de faldón como las niñas y además me surtía mi madre de conjuntos de jersey/capota/patucos hechos por ella que son ideales. No les compré más que bodies y pijamas. Pero van creciendo y ufff empieza la pesadilla. Empezamos por el peto, esa prenda tan necesaria cuando el niño aún no puede llevar pantalón porque iría desmontado todo el día y nosotras nos pondríamos histéricas venga a recolocar camisas y pantaloncitos; ese mismo que tienes que quitarlo entero cada vez que hay que cambiar el paquete del niño porque no lleva corchetes en el interior de las perneras y esa operación se repite demasiadas veces a lo largo del día y acabas hasta los pelos. O cuando de repente te das cuenta que los corchetes han saltado por los aires y tu hijo lleva una mezcla entre pantalón palazzo y peto aireado de lo más curiosa. Ese es un punto de inflexión sin retorno porque volverá a pasar mil veces más. 

 

peto-vaquero-con-costuras-en-las-rodillas

Este es de Kiabi

Cuando ya pasan la fase del peto, entramos en otra peor, que es la de encontrar algo aceptable y que no sea “modenno” de más. Un pantalón que siente bien y que no quede largo o corto, y sobretodo que la tela esté pensada para aguantar algo más que dos caídas. Pues aunque parece fácil para mí no lo es tanto, aunque igual soy yo que me empeño en buscar determinadas cosas y a veces llego a pensar que las he soñado y no existen en la realidad.

Pero el top de los top de los horrores para mí se los llevan los pantalones cargo. Tengo una especial manía con los cargo para los niños. No los soporto, me los imagino llegando a la lavadora con mil cosas dentro de esos 200 bolsillos que son imposibles de abrir y me dan los siete males. Como si no tuviera bolsillos que repasar cada vez como para que encima en un solo pantalón haya 8 de golpe en los que cabe además medio jardín de arena. ¿Estamos locos?

 

pantalon-cargo-con-multiples-bolsillos

Estos también son de Kiabi

 

Por favor, ¿es taaaan difícil hacer unos pantalones mondos y lirondos sin mil costuras inútiles, sin números ni letras estampados que no sirven absolutamente para nada que no sea otra que afear la prenda y que le sienten bien a los niños? Debe serlo.

Ciao! Y buen fin de semana!!