{cosas que le pasan a una madre de familia numerosa}

10 de mayo de 2013

Viaje a Tokyo (I)




Yoyogi Park. Shibuya. El Cuaderno de Pili

Yoyogi Park. Shibuya, Tokyo



Tengo un pie casi en el avión para volver a Tokyo y ahora por fin me pongo a contaros mi viaje anterior. Ya me vale, lo sé. 

No sé por dónde empezar a contar para que esto no sea un post tostonazo, tendrá que ser por capítulos, me temo. Allá voy.

Una de las cosas que más me gusta hacer en mi vida diaria es observarlo todo, y cuando viajo más aún, pero la primera vez que estuve en Tokyo fue tan poco tiempo que no me dio tiempo a prestar atención a casi nada. Esta vez sí que he podido pasearme más, aunque de una manera distinta porque no era una turista normal sino que funcionaba como si estuviera viviendo allí, aunque mirando con ojos de extranjero en un país totalmente diferente al nuestro. 

Nos regíamos por los horarios japoneses, comíamos a las 12:30 y asaltábamos los supermercados a la vuelta del trabajo, por que hay que hacer la compra casi a diario debido al poco espacio en casa para almacenar. Creo que España debe ser el único país del mundo con estos horarios que tenemos (y padecemos). Después aprovechábamos para dar una pequeña vuelta y al volver cenábamos como a las 21h, un horario más "nuestro".

Los primeros días, cuando me quedaba sola en casa, casi no salía, por miedo a perderme y no saber volver. Los letreros en inglés no existen escasean, para tomar como referencia algún letrero o tienda era algo imposible porque todo me parecía igual. Y las calles, pues en japonés. Mi sentido de la orientación andaba un poco perdido al principio, ¡pero lo recuperé!, y pasados un par de días ya me animaba a salir a dar una vuelta y ¡hasta descubrí dónde estaba la oficina de correos!

Las estaciones de metro y alrededores son el lugar donde se concentra la actividad comercial más importante de cada zona, y de hecho hay centros comerciales “con de todo” dentro de las propias estaciones, con lo que llegas del trabajo, compras la cena, o lo que sea, y a casa. Digo la cena, porque, comer fuera de casa o comprar las comidas ya hechas es más barato que hacértela tú en casa, y a la hora de comer, se sale del trabajo menos de una hora y se comen unos noodles en un pis pás. Conclusión: las cocinas son microscópicas. 




Kamata Station Bakery. El Cuaderno de Pili
 
Panaderías que a las 14h están así, y a las 19h tienen cuatro panes. Arrasadas. 




Por poner un ejemplo, el arroz, base fundamental de la dieta japonesa, es carísimo, sin embargo el sushi está tirado, sobre todo si lo comparamos con el que compramos aquí.Y no os hablo de la carne, porque cuando me dí cuenta de que los precios eran por 100g casi me da un yuyu. 

Los medios de transporte no son baratos, pero ir en metro es casi obligatorio, yo no me atrevo pero muchos van en bicicleta, e incluso van pedaleando y mandando mensajes por el móvil, o si llueve, sujetando sin problemas el paraguas. Y que conste que no te esquivan, te mueves tú. Así que quedamos en que mejor el metro. Esta es mi tarjeta PASMO con la que además del metro puedes pagar el autobús, un café y hasta la compra!


PASMO Card. El Cuaderno de Pili

Mi tarjeta PASMO y una postal, que no son fáciles de encontrar.


Parque Yoyogi, Shibuya, El Cuaderno de Pili

Parque Yoyogi, en Shibuya, donde está el Santuario Meiji




Y ahora a coger el ritmo y seguir contando más cosas. 


Ciao!

11 comentarios:

  1. ¡Ahora sí! Debía ser yo, cosas rarunescas. Casi me da un PASMO XD
    Ay, pues qué pasada. Adoro Japón de siempre y sueño con ir. Espero poder viajar de aquí a un año. Así que toda la información y experiencias que compartís los que viajáis es bienvenida.
    Espero que pongas más fotos. ¡De comida! Soy adicta al ramen.
    Arigato gozaimasu, Pili Chan. ^_^

    ResponderEliminar
  2. Por fin....quiero más!!!!! Lo quiero ver TODO!

    besos

    ResponderEliminar
  3. Yo también lo quiero saber... creo que nunca iré a Tokio así que...

    ResponderEliminar
  4. "Pasmo", es buenísimo ¡me encanta! Buen viaje de regreso...

    ResponderEliminar
  5. Pero que ganas de más Pili!!! que bien, ya no te queda nada para disfrutar otra vez y aprender más cosas :)) besazos!

    ResponderEliminar
  6. Queremos más!!!
    Madre mía por momentos me ha hecho recordar mi viaje en China, pasé mucho tiempo sola una traductora me escribió los jerógliflicos para poder ir al mercado sola y andar con taxis, tenía 18 años por aquel entonces y fue un shock de país.
    Tengo ganas de que nos cuentes más, me alegra saber que vuelves pronto otra vez, las distancias son difíciles. Muchísimo ánimo y un besazo enorme!

    ResponderEliminar
  7. Ay! Qué recuerdos me trae Japón! Qué ganas de volver! Estuvimos 3 semanas y fue como estar meses! Me encantó, la gente es muy amable y aunque no hablen inglés están acostumbrados a comunicarse con turistas y se hacen entender. Anímate a salir sola que hay lugares impresionantes! Yo me recorrí todos los santuarios, habidos y por haber en Japón, pero son tan espectaculares!¡La playa también está muy bien y a ver si tenéis ocasión de ir!

    Besazo Pili

    ResponderEliminar
  8. Siempre me planteo esa cuestión...los letreros y carteles están en japonés... ¿cómo llegar a mis destinos? te leo con cariño y alevosía ;^)

    ResponderEliminar
  9. Esperamos más posts Pili! Disfruta del 2 viaje ;)

    Muas

    ResponderEliminar
  10. Me quedo por aquí porque en unos meses me voy a Tokio y no me quiero perder nada de nada. :)

    ResponderEliminar

¡Gracias por hacer un apunte en el cuaderno!