{cosas que le pasan a una madre de familia numerosa}

24 de junio de 2013

To infinity (and beyond)



Después de que hace un par de veranos sucumbiéramos muchas a la fiebre de #laestrellademar de Blanco y Bimba & Lola, las obsesiones bloguerianas se nos suceden casi cada día.

Mi última obsesión, no sé si es sólo mía o compartida, pero os la cuento: el símbolo infinito. Retomé la ceguera por el simbolito hace poco, pero que conste que ya la tenía desde hace la tira de años, con una pulsera de plata que me regalaron (y ahora no sé dónde está, pero la encontraré) pero el caso es que a estas alturas de mi vida me estoy obsesionando hasta límites insospechados con el simbolito de marras. Lo veo en todas partes.

Todo empezó con el doble infinito de Revenge, por que ese tatuaje en la muñeca de Emily y el grabado de la caja son chulísimos, y de ahí a que el asunto se nos vaya de las manos, pues hay poco, la verdad.

Para reavivarla también está mi querida Estefanía, a quien le encanta el infinito y de vez en cuando saca alguno en el blog, pero en los últimos looks suyos, me dejó con la boca abierta, y hasta le dije que le iba a copiar con descaro el complemento.


Estefanía y su infinito de Yanes.

He recopilado en este panel de mi Pinterest varios infinitos que he visto por la red  que espero ir aumentando poco a poco. Como aperitivo os pongo aquí una opción de Tiffany.



Infinity Tiffany
Tiffany

¿Alguien más comparte esta obsesión por el infinito?

Ciao!

20 de junio de 2013

Zalandeando *


Este fin de semana tenía una boda con lo mejorcito de la blogosfera, donde el listón en cuestión de looks estará allá en la estratosfera, que lo sé de buena tinta. Al final, por razones logísticas, no podré ir. Pero de todas maneras hasta el último momento no pierdo la esperanza.

Ya os he comentado por aquí lo sosa que soy vistiendo, aunque poco a poco me voy animando, y que recurro a los blogs y las tiendas online para romper los esquemas de lo que para mí es “normal” y cotillear las tendencias.

Una de las tiendas online que suelo visitar es Zalando, tienen de todo, y puedes montarte looks enteros con todo lo que tienen en la tienda. Me encanta este vestido para la cena del viernes, e incluso para una boda de día. Yo sigo siendo de vestido largo para las bodas de noche, porque oportunidades para vestir de largo pues no tengo muchas, la verdad.


Pier One - Vestido de cóctel - azul


Y desde hace meses le sigo la pista a estos zapatos que me chiflan y que un día de estos me atreveré a comprar (me cuesta comprar zapatos online porque tengo un pie “especialito”). Aunque me gustan más en otro color que ahora no está en la web, pero en cuanto aparezcan otra vez me los compro, lo prometo.
Jonak - Tacones - negro

¡Además estos días están celebrando su primer aniversario! Si te animas, puedes crear tu propio look y puedes ganar un vale regalo de 250€, ¡que no está nada mal! En la barra lateral izquierda tienen un buscador por categorías, marcas, colores y formas, muy útil para afinar nuestra búsqueda. ¿Quién se anima?

Ciao!



19 de junio de 2013

Ya llegan…


Ya están aquí las tan temidas-merecidas vacaciones de verano escolares, aclaro que son temidas para mí. Ya he dicho en alguna ocasión que me parece que son demasiado largas, por no hablar de los cambios de horario en Junio y Septiembre, porque reorganizarse los horarios es un rollo patatero. Aquí el cole termina el día 21 y las clases comenzarán otra vez el 9 de septiembre para infantil y primaria y el 16 para secundaria y bachiller. ¡Casi 3 meses de vacaciones! Me muero. 
Aún no tengo nada claro qué vamos a hacer este verano, todo está en el aire, y como siempre haremos lo que podamos y lo que no, pues no se hará, espero que sin histerias. No sé si irán a la escuela de verano o no, si iremos a un sitio o al otro ni como, porque sigo sin coche. En fin, mi vida SIEMPRE es así, improvisando a toda hora. Un estrés, os lo digo yo. Lo que tengo claro es que hay que tener algo en la recámara preparado que además tiene que ser variadito por eso de que abarco un rango amplio de edades, por si acaso no nos movemos mucho de casa y he decidido que vamos a darnos a las manualidades. ¡Quiero ser como Lucía!



Foto del blog Baballa

1.- Voy a empezar ya mismo a recopilar todas las que encuentre en Baballa. Necesito además ya mismo la “cinta carretera”, que me empiezan a comer los coches desperdigados por todo el suelo. Un día de estos protagonizo esa típica escena de película sin ningún problema.

2.- Creo que a las mayores les pasaré el curso de Chita Lou de cómo coser a máquina para que aprendan y practiquen. Yo no he tenido tiempo aún de ponerme a ello. ¡La máquina de coser no ha salido de la caja desde Enero!

3.- En el blog de la marca de hilos DMC hay post como este para hacer cosas con los niños, seguro que hay muchas más ideas. Además en la web hay un par de pestañas para aprender a hacer ganchillo, bordado y punto de cruz.

4.- Con esos mismos hilos, se hacen las pulseras que hacía yo de adolescente. Otra cosa más para que estén distraídas haciendo algo para ellas o para los demás.


Pulsera de hilo
Imagen de Pinterest

5.- Tengo las revistas de Kireei, Veo Veo y El Costurero, y estoy esperando los nuevos números que acaban de salir. Seguro que podemos sacar alguna idea chula de ellas.

6.- Odio, odio, odio mucho la plastilina, pero me encanta el FIMO. Pueden hacer figuritas que luego se hornean y pueden/puedo guardar. En esta web hay ideas y técnicas para hacer cositas. Aquí en castellano, pero no mola tanto.

7.- Estoy taaaaaan quemada con el tema comidas y menús, que creo que les voy a sentar una mañana, o dos o las que hagan falta, alrededor de la mesa de la cocina y les voy a poner delante los libros de recetas y todas las revistas de la Thermomix para que elijan ellos qué quieren comer y cenar. Yo ya no quiero pensar ni pelear ni discutir más por el tema comidas. A ver qué sale y si conseguimos elaborar algún menú decente.
8.- Seguir investigando más opciones.

¿Alguna idea más para recopilar y que el ritmo no pare y se apoltronen en la tele?

Ciao!

6 de junio de 2013

¿Limpieza de armario?


Para no saturar con el monotema de Tokyo hoy quería cambiar de tercio y hablar de otra cosa bien distinta: la ropa de mi armario.

Lo voy dejando y dejando, pero llegará el día del, para mí, tan temido cambio de armario. Siempre digo que ojalá fuera rica para poder quitarlo todo y reponer con todo lo que me gusta de la nueva temporada, pero al final (puesto que no soy rica) soy de las que tiro poco y encima incorporo pocas novedades a mi armario. 

(Nota: sólo hago el cambio de los peques, mi ropa de invierno y verano está siempre en mi armario, lo que me recuerda que tengo que hacer limpieza profunda, y no cambio de temporada)

Leer blogs, además de multiplicar mis necesidades consumistas, (y las de todas, para qué nos vamos a engañar) me ha ayudado a replantearme más lo que tengo en el armario y me he atrevido con cosas que anteriormente no pensaba que me fueran bien, y resulta que no sólo me veo bien sino que me está gustando esto de innovar un poco. ¡Hay que atreverse un poco y abrir el abanico de posibilidades, Pili! #yamelodigosola

En cuestión de tiendas, procuro huir de Zara, aunque alguna vez caigo, pero reconozco que cerca del 60% de mi armario es de Massimo Dutti y otra gran parte es de Mango. También tengo alguna prenda especial, pero tampoco muchas. Casi todo son básicos a los que los complementos, sobre todo fulares porque soy poco de collares, les saco mucho partido. Los zapatos son mi perdición, y creo firmemente que con ellos se puede arreglar o destrozar un look, aunque ojalá pudiera tener la posibilidad de comprar todos los que me gustan, y espacio para guardarlos.

Un ejemplo tonto de mi ímpetu innovador, pero real, son los últimos pantalones que me compré en Uniqlo. Hasta hace bien poco no me había atrevido con los pitillo y mucho menos de colores, pues me compré 3 pares del mismo modelo en verde oliva, coral y blanco.


El Cuaderno de Pili Instagram
Egofoto en mi Instagram


Estos me gustan combinados con una camisa blanca como aquí, con una vaquera o un jersey/camiseta con rayas marineras en negro. No salgo de mi uniforme de pantalón/jean pero innovo un poco (alguna leeréis esto y pensaréis que exagero, pero no, casi no salgo del vaquero).


Blog Atlantic-Pacific. ¡Cómo me gustan esos zapatos de Prada! para conducir mal, pero son ideales.

Aunque sería genial poder vestir alguna vez como Blair,de Atlantic-Pacific, que va fantástica siempre pero claro, no creo que ella sea #madretaxi y hay que ser realista, yo tengo que tirar de mi uniforme de “vaqueros + lo que sea” porque ir de lady al volante no toca, aunque no pierdo la esperanza de encontrar la ocasión de vestirme así.

En fin, desvaríos míos todos. Pronto más Tokyo.

Ciao!