{cosas que le pasan a una madre de familia numerosa}

30 de marzo de 2014

La merienda es el nuevo brunch




Brunch Pancake Recipes


La idea de este post surgió de una conversación de whatsapp, un comentario de Teresa, que decía precisamente esto mismo y yo pensé que tenía más razón que una santa, como con muchas otras cosas. 

Lo de plantearme un brunch un fin de semana, en casa o fuera de ella es algo que sé con certeza que de momento no puedo hacer. Tampoco estoy segura de querer hacerlo. Los sábados todavía coletean algunas actividades extraescolares y las mañanas de los sábados suelen ser de no parar de correr y acabar exhausta. Lavadoras, orden en casa y conseguir que cada uno haga lo que tiene que hacer, extraescolares, e incluso muchos sábados tengo que hacer la comida a las 10 de la mañana si pretendo alimentar a la tropa, y eso que nunca me ha gustado hacer la comida a esas horas. Ni un ratito de descanso, casi ni siquiera para tomar aire para continuar el resto del día. 

Así que lo del brunch es ciencia ficción, directamente. Sin embargo, el tema de la merienda creo que nos puede dar mucho juego, y más si tenemos niños. Por no hablar de que se puede retomar aquello tan maravilloso que hacían nuestras madres, o por lo menos la mía, que es la merienda-cena, vamos, cenar en horario europeo (el tema de los horarios es largo, y ya le tocará) y que los niños se vayan a dormir un poco antes.

Si nos planteamos hacer una tarde especial en la que además podamos hacer partícipes a los niños con toda la preparación de lo que hay que hacer y  que incluso podemos alargar durante todo el fin de semana. Un día lo podemos dedicar a elegir el “menú” entre todos y a hacer la compra de los ingredientes que necesitaremos, y al día siguiente, ejecutamos todo lo que tengamos en el menú de la merienda: un bizcocho esponjoso, sándwiches, unas galletas con un sello, tortitas, crêpes, zumos o batidos, fruta y por supuesto la decoración de la mesa para que quede bien bonita.



Foto del blog La casa de la chica de caramelo


No sé si conocéis el blog de La chica de la casa de caramelo pero estoy segura de que os va a encantar en cuanto le echéis un vistazo. Podéis encontrar ideas para brunch o un té inglés o un picnic ideal y muchísimas cosas más, yo estoy enganchadita.  Pues esta merienda-cena que podemos hacer en casa,  sería más o menos algo parecido a lo que podéis ver en su blog, algo que, como diría Lucía Be, pueda ser ”mi vida Pinterest”.

También existe la opción de buscar un sitio bonito y que nos lo den hecho, pero bueno, eso será otro día y otro post.

¿Quién se apunta a la merienda-cena?

Ciao!

5 comentarios:

  1. Una idea genial lo de la merienda- brunch! ;)

    ResponderEliminar
  2. Uy! Yo soy muy de merienda-cena algunos domingos!
    Bss

    ResponderEliminar
  3. Vamos, que a estas horas ya me planteaba una merienda-cena de esas y a dormir prontito! qué cansancio con el cambio horario :-)
    El brunch sí, pero domingos y fuera de casa a ser posible, jeje

    besos

    ResponderEliminar
  4. En mi casa las meriendas cenas nos han gustado siempre, y nuestros cumples los celebramos así. Con mis amigos lo hacemos algún sábado, pero creo que deberíamos hacerlo más!

    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Qué ilusión me ha hecho leerlo!!! Muchas gracias, Pili! :) Un besazo.

    ResponderEliminar

¡Gracias por hacer un apunte en el cuaderno!