{cosas que le pasan a una madre de familia numerosa}

26 de mayo de 2014

Un regalo muy útil



Qué difícil es hacer a veces un regalo que sea bonito y práctico a la vez, sobre todo práctico y que no se convierta en un “pongo” o que vaya a parar al trastero. Se me ha ocurrido proponer uno de esos que todos necesitamos en casa, y que sólo nos damos cuenta de que lo necesitamos como el comer, cuando es una urgencia: un costurero.
¿Y cómo podemos hacernos con un costurero chulo para regalar? Pues es bien fácil. Sólo necesitamos acercarnos a la mercería más cercana y si no tenemos ni idea de costura pedir consejo a la dependienta para que nos digan qué es lo básico que debemos tener en un costurero, pero vamos: agujas, dedal, carretes de hilos de diferentes colores, imperdibles, alfileres, un acerico (alfiletero), tijeritas, una cinta métrica, un huevo de madera, un descosedor, buscamos una caja bonita donde guardarlo todo, de madera, metálica o incluso personalizamos una, y ya tenemos un regalo redondo y superútil.
Caja metal La caja de costura marca Laroom, ilustración anna llenas www.laroom.com





Luego ya si queremos meternos en materia más compleja, podemos buscar un curso de costura, como este online de Chita Lou (pincha aquí) y una máquina de coser (que las hay baratitas) y ya sabemos a quién podemos pedirle que nos cosa el dobladillo de los pantalones.


¿Qué os parece el regalo?



Ciao!

2 comentarios:

  1. Como me gustan las del pantone!!! Se me ocurren mil usos para ellas (es que lo de la costura no es lo mío :)). Mi madre me regalo uno cuando me independice, pero reconozco que creo que solo lo he usado una vez, que desastre soy... Un besazo

    ResponderEliminar
  2. Wow, me eh enamorado de las cajitas de pantone, seguro que podria poner todas mis cosas de costura dentro!
    son divinas, un beso.

    ResponderEliminar

¡Gracias por hacer un apunte en el cuaderno!