{cosas que le pasan a una madre de familia numerosa}

24 de septiembre de 2015

Layer cake sin gluten con nocilla


Lo primero de todo es daros las gracias por vuestros mensajes y la acogida de la vuelta del blog. Sois un encanto. Hoy seguimos con una receta de una tarta que cuando salió la foto en el blog de Macarena mucha gente me preguntó por la ella.

Cuando organizamos el primer cumpleaños de Mateo, y como hago en casi todos los cumpleaños a los que va mi hija Mencía, enseguida dije que yo haría una tarta sin gluten para que ella también pudiera comer tarta, porque otras cosas para cumples es más fácil de encontrar. No me cuesta nada y así me aseguro que si le apetece puede tomarla, y sino pues todos los demás tenemos una tarta más que también podemos tomar.

Hacía unas semanas que me habían regalado una revista de Jamie Oliver en la que la portada salía una tarta sin gluten con un pintón tremendo, y pensé en hacer esa misma receta, pero luego mirando los ingredientes vi que no era apropiada para niños y me fui a lo que nunca falla: el bizcocho de naranja de thermomix, que además de fácil tengo comprobadísimo que no falla ni con los niños ni con los mayores.

Para variar un poco la típica presentación utilicé mis moldes para hacer layer cakes que había comprado en la tienda de María Lunarillos, una perdición de tienda para una doña cacharritos de cocina como yo. Las mismas cantidades para hacer el bizcocho habitual son las perfectas para hacer los 5 bizcochitos, y luego para montarla en modo pensé que la mejor manera era unir los bizcochos con nocilla, porque además me encanta la mezcla de la naranja y el chocolate. Para cubrir la tarta utilicé una tableta de chocolate para postres de Nestlè, la fundí al baño al maría y añadí un poco de mantequilla para que al enfriarse no se pusiera duro otra vez.

Et voilà!


27-cumpleanos-mateo-macarena_gea-fiesta_indios_vaqueros-cowboys_indians_party_zpsoaxarqcv


Bizcocho de naranja
Ingredientes (para 6 personas):
150 g de azúcar.
3 huevos.
1 naranja.
100 g mantequilla (o 100 g de aceite de girasol).
1 yogurt natural (o 100 g de leche).
1 sobre de levadura química sin gluten (yo utilizo levadura Royal).
1 pellizco de sal.
200 g de harina fina de maíz (yo utilizo ahora una harina nueva de Gallo que vale para todo).
Las cantidades de los ingredientes para hacerla con gluten son las mismas pero cambiando la harina.
Preparación:
En la TMX-31. Pulverizar el azúcar. Añadir los huevos y la naranja con la piel, bien lavada y partida en 4 trozos. Triturar durante 30 segundos, velocidad 9.
Poner la mariposa y añadir los huevos. Batir durante 6 minutos a velocidad 4. Una vez que termine, quitar la mariposa y añadir el resto de ingredientes, batir unos segundos en velocidad 4.
Verter la masa en los moldes de layer caker previamente engrasados y hornear durante 5-10 minutos. Ir pinchando para ver si están hechos los bizcochos.
Para montarlas sólo hay que poner nocilla entre capa y capa y en la última sólo el chocolate fundido.

Si os animáis a hacerla ya me diréis qué tal el resultado.

Ciao!

Foto de Macarena Gea

20 de septiembre de 2015

¡Hola! ¿Hay alguien ahí?

 

 

Hola, querido:

Sigues ahí aunque me ha costado varias intentonas acertar con la contraseña para acceder a tus entresijos. No me había olvidado de ti, no temas, aunque es cierto que estaba un poco cansada  por no saber qué contar ni cómo, y tampoco me sobra el tiempo ahora. Así que decidí que era momento de darnos un respiro. Se sumó la sensación de saturación y creo que necesitaba un poco de perspectiva.

Pero hace poco me llegó un aviso de renovación del dominio, recordé la fecha en la que empezamos juntos (hace casi 8 años) y pensé que a lo mejor ya era momento de retomar las teclas y escribir un poco algo diferente a lo que tecleo cada día, aunque siga sin saber qué contar ni cómo y tampoco me sobre el tiempo, pero te echaba un poco de menos, así que aquí estamos los dos, reencontrándonos de nuevo.

¿Qué te puedo contar de estos últimos meses? Te haré un resumen, o por lo menos lo intentaré, que es mucho tiempo para resumir. Poco después de nuestro último encuentro fue ¡mi cumpleaños! He cambiado de decena y he estrenado el 4. Está bien esto de cumplir años y celebrarlo, porque hay que celebrarlo todo, lo sabes ¿no?, así que hicimos una comida en casa un día y otro fin de semana lo celebré en Murcia con mis padres, mis hermanos y mis amigos de toda la vida (algunos repitieron celebración!).

Mi vida doméstica ha continuado más o menos igual: colegios, actividades extraescolares y sus consiguientes #madretaxi, competiciones de sincronizada, muestras de ballet, torneos de voley, partidos de fútbol, etc. Planificar comidas o por lo menos intentarlo para luego no ir demasiado agobiada con lo peor de las comidas, que es pensarlas. Cambié un poco mi alimentación (nada radical, por cierto) y he adelgazado unos 4 kilos sin hacer nada más. Ahora me queda la parte de mover el trasero, y para eso tengo que hacerme un horario y cumplirlo, que es lo que más me cuesta, aunque me he dado cuenta que mi postura corporal lo necesita con urgencia, ¡necesito endurecer estos músculos que me sujetan!

Seguimos con las visitas al aeropuerto, porque el pater familias sigue trabajando en Japón y viniendo a casa diez días al mes, a veces son 15, pero conseguimos organizarnos esos días para poder hacer muchas cosas todos juntos, sobre todo si conseguimos que sean días de vacaciones o puentes. Una de esas cosas fue el regalo de mis 40 que me hicieron mis amigas, que fue una sesión de fotos familiar. Ni que decir tiene que me parece el regalo perfecto, y si me apuras el autorregalo perfecto y necesario. Como son mis amigas me conocen bien y parece que leyeron mi mente porque tenía ganas de hacer una sesión de estas y este era el momento perfecto. Nos fuimos una tarde a la playa con la fotógrafa Bea Pastor y los niños, que en principio renegaban un poco, se metieron en el papel y nos tenían alucinados. Estas son algunas fotos de esa sesión.

 

BeaPastor_-2 

BeaPastor_-10

BeaPastor_-14

BeaPastor_-54

BeaPastor_-62

BeaPastor_-65

 

Mi vida laboral es un poco más pública,  ya que hace ya un año que empecé a ayudar a Macarena en “Bodas y algo más” y desde hace unos meses lo hemos extendido a la gestión del blog, y estoy encantada de la vida y creo que Macarena también! ;). Nos trasladamos a una oficina preciosísima que puedes ver en Instagram con el hashtag #mgofficevlc y que compartimos con gente estupenda, con lo que ir trabajar a así es una gozada. Hasta ahora hemos organizado la boda de Zoe y Rafa, el bautizo de Mateo, la boda de Elena y José (parte 1 y parte 2), la de Paula y Coke, la de Ana y Simón, y estamos inmersas en los preparativos de las próximas que van a ser espectaculares. Además, y como novedad, hemos hecho montones de invitaciones de bodas externas y muchísimas cajitas de recordatorio de bautizo/cumpleaños como el que Macarena diseñó para el de Mateo. 

Más cosas. ¡Mi hija Marga se sacó el permiso de conducir y algunas veces es hermanataxi! Esto me hace sentir mega mayor, pero bueno, qué le vamos a hacer. Hablando de coches, tuve mi primer accidente de coche. Un tipo se saltó un semáforo en rojo a mucha velocidad e hizo volar nuestro coche. El golpe fue lateral, y fue horrible porque iba con tres niños en el coche  y realmente no sabes qué ha pasado. Vas tan tranquila circulando por un pueblo, y en un microsegundo, BOOM. ¡Cuando abrí los ojos íbamos directos a la terraza de un bar! No nos pasó nada, excepto el sustazo y la sacudida que nos provocó daño en el cuello y unos “estupendos” dolores de cabeza que estuvieron acompañándome durante un par de semanas, pero eso es todo.

En verano hemos tenido de todo, pero te cuento mejor la parte buena. Nuestra perra Nala tuvo 10 cachorros, así que para poder ir a algún sitio nos tocó hacer encaje de bolillos para que siempre hubiera alguien encargándose de los cachorrillos. Eran monísimos y a mediados de agosto ya los habíamos regalado todos, y aunque fueron varias semanas muy divertidas con los 11 perros en casa, nos pasábamos el día limpiando caquitas y pises y nuestra casa parecía una romería de niños de la urbanización que querían jugar con los peques. Cuando empezaron a morderles los tobillos la romería fue a menos. ;)

También nos ha dado tiempo a hacer algunas escapadas familiares a Murcia y Palma de Mallorca, como todos los años, y aunque a esas alturas de verano estaba ya deseando que empezara el colegio, a finales de Agosto pude escaparme una semana a Tokio, sin hijos, y disfrutar una semana solos mi marido y yo. ¡Lo necesitábamos!

A la vuelta seguía queriendo que empezara el colegio, porque los 2 pequeños al menos, estaban ya en un plan medio salvaje en el que tenían más posibilidades de adaptarse con éxito a la jungla que a la vuelta al cole, y efectivamente así está siendo. Estos primeros días me está costando un sobre esfuerzo meterlos en cintura y que se adapten a unos horarios menos asalvajados. Lo que sigo sin entender es por qué no hay colegio por la tarde desde el primer momento y no se adaptan los horarios escolares a los tiempos actuales en los que (con suerte) trabajan los dos padres (y sino lo hacen tampoco se facilita el que puedan hacerlo sin recurrir a terceras personas), pero que no lo hacen de media jornada en septiembre y junio, ni tienen 3 meses de vacaciones. Me parece inexplicable y antiguo.

Para rematar las vacaciones fuimos los siete 3 días a Port Aventura y nos encantó. He de decir que el parque nos sorprendió gratamente (en mi mente lo tenía por otra cosa) y además el tema de las comidas sin gluten lo tienen totalmente controlado y mi hija se puso morada a comer lo que quiso (cosa que no ocurre en Eurodisney). El tema atracciones está bastante bien, porque los pequeños (menos de 1,40 m) tienen bastantes donde subir, pero tengo que decir que me subí al Dragon Khan y eso no tiene nombre, bajé malísima con la cabeza como en una cocktelera, y después de eso al Shambhala y al de caída libre los miraba ya con auténtico terror. 

Evidentemente han pasado más cosas, pero no voy a extenderme más, que para ser el primer post en nueve meses se me están yendo los dedos. Sé que tengo pendiente desde hace mucho hacer una guía de Tokio y aunque el blog nunca ha sido de post diario espero poder establecer unos días fijos para publicar, (¿lunes y jueves?, aún no lo sé) y hablar de libros, recetas, moda, decoración, niños o lo que se me antoje, que en este blog nunca ha habido una temática fija. ¡Ah! No me olvido de los menús semanales en la página de facebook del blog.

Poco a poco, que la vuelta al cole también está siendo un poco cuesta arriba para mí.

Ciao!